Psicología bajo palos

Doblas en un entrenamiento, lavozdigital.es
Doblas en un entrenamiento, lavozdigital.es

El puesto de portero,es una disposición especial, diferente y peculiar, que atrapa y enamora, donde se concentra toda la atención del espectador, por ser la persona solitaria, capaz de ser aliado del rival con un fallo o decisivo y determinante,con una acción de inspiracción ,que desbarate el peligro que acecha.

El arquero,reúne pecularidad y circustancias muy personales,donde se basa todo en una actitud de tensión,concentración,dotes de mando,anticipación de jugadas y gestos…,desde su localización privilegiada del campo,con mente positiva,motivada e involucrada,atento a cualquier intervención,con preparación físisca y mental fuerte,ante cualquier fallo o acierto,para guardar las formas y confianza en uno mismo ante la siguiente situación del juego,y que el equipo crea y se fie de su guardameta.

Los síntomas de locura y aislamiento,se mezclan con los de preparación,seguridad y empuje,con el único objetivo de sacar el balón ,de los tres palos,de la manera y forma que sea,sin mirar el adorno o floritura,bajo un mimado entrenamiento de superación y constancia.

Siendo el último hombre a la hora de defender un gol,muesta una posición bonita y atrevida,con matices de incertidumbre,arrebato y delírio al límite.

La interconexión estado ánimico,mental y físico,apoyan,junto a la experiencia de minutos jugados y entrenos constantes realizados,las bases de un portero de fútbol,mateniendo una ilusión,que es el motor y más fiel aliado a cualquier edad,buscando progreso y objetivos a nivel personal y de colectivo.

La experiencia positiva,pero sobre todo la negativa,forja una concepción infranqueable y guerrera de un cancerbero,ocultando los nervios,dudas,miedos,temores,sentimientos…;el historial acumulado,desprende sensaciones de un carácter interno singular y propio, y otro modo de confrontar y vivir los hechos,tanto dentro como fuera del terreno de juego.

La zona de la porteria,es un lugar,muy difícil , duro de luchar y conseguir,con muchos factores y elementos influyentes.Solo juega un portero,y el otro tiene dificultades para entrar en el equipo de juego,a no ser por situaciones puntuales como lesión,expulsión,actuaciones negativas del compañero y buenos entrenamientos del socio de guantes…etc.El “suplente”,o el que menos minutos disputa,no debe verse como suplente,tiene que optar a la lucha por el puesto,de forma natural,sana y de compañerismo,con buena preparación, preseverancia, tesón, firmeza y avance.Se debe proyectar el futuro,automotivándose,exigiéndose y alimentarse de su mejora,sin reducir afán y sacrificio,puliendo defectos y maximizando virtudes.
Al final ,en cada defensor de área,afecta el trabajo personal,trabajo de equipo, y trabajo de la suerte.

Mariano Félez Aguado

@futbolaragones

¿Quieres escribir en nuestra web? Contacta con nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.