📝(0-0) SABIÑÁNIGO – ALMUDÉVAR

DEPORTE CANTERA. Segundo partido en el “Joaquin Ascaso y segundo derby provincial, el primero ante el Tamarite y este segundo con el Almudevar. Una victoria y un empate, el Sabi quiere hacerse fuerte en casa y de momento lo consigue. Sin embargo lejos de casa dos derrotas en dos partidos, con ganas de cambiar la dinámica.

AD. SABIÑÁNIGO.- F. Navarro, Zamora, D. Serrano, P. Sanchez, (Borja 70′) Osanz, Claraco 82′), Fran, Suso, Paúles, Ibra, Richi.

AD. ALMUDEVAR.- Valera, Yeray, Javito, Alex, Belenchón, Arnedillo, (Ara 63′) Álvaro, (Iván 74′) Calderon, Gustavo, (Conte 63′), S. Sanchez, Dieste.

TRÍO ARBITRAL.- Andrés Nadal, ayudado por Ferrando y Hurtado Tuvo altibajos en su arbitraje, No dejó contentos a nadie, era su debú en la categoría nacional y los nervios siempre traicinan. Tarjetas amarillas para P. sanchez y Gustavo, Alex, Yeray y Arnedillo.

El Sabi jugó un gran partido y su afición se lo agradeció con aplausos al final del choque, pero el Almudevar estuvo perfecto en defensa y privó a los locales de la victoria que si merecieron.

El Almudevar llegaba fuerte, situado en zona de ascenso y el Sabi buscaba su segunda victoria en casa, el partido era un choque de trenes, todos se conocían y sabían sus puntos flacos, en ello incidieron, tal vez, Quique García estuvo más fresco que Royo y el peligro rondó más por la puerta de Valera que la de F. Navarro. Los amarillos tienen su punto fuerte por el centro con Sergio Sanchez y por esa demarcación incidió el entrenador local, con una defensa de tres con Mallada moviendose por el lateral y dos pivotes que ejercieron presión a la linea atacante visitante y además bajaban a ayudar defensivamente.

El Almudevar se atascaba cuando intentaba llevar la pelota al área de Navarro y el Sabi robaba y se estiraba con largos desplazamientos a P. Sanchez y Paules. El juego se igualaba en algunos tramos, pero era siempre el equipo local quien llevaba la iniciativa.

En el 21 Osanz se cuela en el área, deja en corto a Suso que entraba como una bala y el meta Valera junto al poste evita el que parecía un gol cantado. Es Belenchón en el 24 quién tiene la ocasión de remate, pero el balón se queda en la manos de Navarro bien colocado. En el 37 se producía la jugada más polémica en una internada de Zamora que gana la posición del defensor y cuando intenta el remate, su marcador traba, pero Zamora intenta seguir y pierde la ocasión, se pide penalti, pero el trencilla al no ver caída deja seguir la jugada. Antes de finalizar la primera parte otra gran jugada de Osanz, la finaliza Zamora, pero el balón se pasea por delante del portal almudevarense y se pierda por el segundo palo.

En el segundo acto, el primer susto lo aguanta la parroquia local, preciosa jugada del Almudevar en el 55 que deja solo ante F. Navarro a Sergio Sanchez, el meta tapona bien el primer palo el delantero la cruza, y el balón se pierde mansamente por el segundo palo, el primer gol deja de subir al marcador y Sergio y el banquillo se llevan las manos a la cabeza, se ha perdido la ocasión de quien sabe, si ganar el partido.
El miedo en el cuerpo que malo es, no se si por la ocasión o por otro motivo, el partido se iguala y el Almudevar sube ese punto que tenía perdido con el Sabi en la primera parte. A partir de ese momento el partido pierde emoción, se centraliza mucho el juego y las defensas son muy superiores al ataque, las ocasiones de gol brillan por su ausencia y el despliegue físico ya no es el mismo. El que sigue haciendo daño es el local Ibra que parece que el tiempo no pasa para él, sigue corriendo como al principio, robando balones y llevando de calle a sus marcadores.

En el minuto 72 El Sabi quiere más y busca más profundidad en su ataque, la salida de Borja es positiva y el equipo local pone más mordiente en ataque. Zamora de nuevo vuelve a disponer de una ocasión de gol, pero de nuevo el balón se pasa de largo, después de una buena jugada de Osanz que a trancas y barrancas deja sentados a tres contrarios. En el 75 de nuevo Zamora que busca con ahínco el gol remata pero el balçon sale por encima del larguero.


No es el día de los goles, el partido ha merecido la pena, pese a no tener goles, ambos equipos lo han dado todo y los hombres de Quique salen aplaudidos por su público, se han vaciado y cuando esto ocurre, se celebra. Ambos cuadros han tenido buenas sensaciones y se espera de ellos una muy buena temporada. Fútbol no falta, a la espera de algún refuerzo en el Sabi para poder tener más fondo de banquillo, en esta ocasion Marcos por lesión y Ripollés por tarjetas han sido bajas. Ante el Caspe, el domingo que viene Quique recupera al menos a Ripollés.

  • Este artículo ha sido visitado 200 veces. Si te parece interesante... ¡COMPARTE!
  • Deja un comentario